Cómo limpiar y mantener una Olla de Cocción Lenta


La principal razón por la que disfrutamos tanto de nuestras ollas de cocción lenta es porque nos hacen la vida más fácil preparando platos caseros, sabrosos y jugosos. Pero, siempre hay una contrapartida que es innegociable de esta olla de cocción lenta y es la suciedad que acumula después de cocinar nuestra exquisita receta.

Muchas veces es responsabilidad nuestra de que la cazuela de la olla lenta se ensucie más de lo debido, bien porque hemos dejado que se cocinen más tiempo los ingredientes, o porque hemos olvidado engrasar la cazuela de cerámica antes de iniciar el guiso.

Del mismo modo, el propio uso continuo de la olla lenta hace que poco a poco se vaya desgastando, perdiendo color y antiadherencia, por suerte es tan fácil preparar nuestra receta favorita, como mantener limpia nuestra gran compañera, con unos sencillos pasos sencillos que si sigues al pie de la letra te ayudaran a mantenerla como el primer día y evitar así que se quede como la típica olla arañada o como una sartén antigua y desconchada.

Como limpiar una olla de cocción lenta


6 Pasos a seguir para mantener tu olla lenta como nueva

1. Llena con agua y jabón y enciende a fuego lento durante una hora, además, Esto ayudará a ablandar y despegar los restos de alimentos que se hayan quedado pegados en el fondo de la cazuela.

2. Si todavía quedan algunas manchas quemadas, frótalas con bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio uno de los mejores aliados para limpiar cualquier menaje de cocina.

3. Cuando la olla de cocción veas que necesita de tu cariño, llénala con agua, añade vinagre y bicarbonato de sodio (lentamente) Después, enciéndela durante una hora y déjale hacer su trabajo.

4. Si realmente ves que es tan grave que no sale la suciedad , déjala encendida durante una hora más con los productos del punto anterior, eso si, nos toca frotar cada rato con una esponja suave, o con estropajo pero siempre con el lado suave nunca con el lado grueso para no rallar la cazuela o con un cepillo de cocina. Esto eliminará todos los residuos incluso en las ollas de cocción lenta más antiguas.

5. Cuando la parte interior de la olla de cocción lenta esté con trozos muy gordos o muy pegados, usa amoníaco y dale tiempo para qué repose, de esta manera conseguirás limpiarlo más fácilmente.

6. Para limpiar la base de la olla (justo lo que ves cuando sacas la cazuela) lo primero, tienes que buscar un producto adecuado para limpiar aluminio, pueden servir los que utilizas para el horno o la parrilla, también te recomiendo que leas bien las instrucciones del producto. Normalmente suelen ser como una espuma, tienes que dejarlo actuar durante unos minutos y después pasas una esponja o una bayeta suave para quitar los restos, además puede utilizar vinagre lo dejas actuar durante 30 min o 1 hora y retiras con una esponja o paño suave.

¿Se pueden limpiar las Ollas Lentas en el Lavavajillas?

La primera recomendación que te doy es leer el manual de instrucciones y las especificaciones de cada fabricante, si bien es cierto que casi todos los mejores modelos de olla de cocción lenta están fabricadas con una cazuela de cerámica y suelen ser aptas para lavavajillas.

Por lo tanto, si ya tenemos claro este punto y la marca de tu olla lenta acepta este tipo de lavado, otra recomendación que te damos y esta es muy particular es intentar siempre lavarla a mano.

Pros
  • Vas a ahorrar tiempo
  • Ahorrar en la factura de la luz
  • Vas a evitar cambios bruscos de temperatura que pueden afectar a la cazuela de barro y se produzcan desconchones e incluso termine rajada.
  • Y sobre todo que la vas a poder utilizar de nuevo mucho antes.
Contras
  • Esfuerzo físico
  • Ir con cuidado para no dañar la olla lenta

Del mismo modo, también es cierto que utilizar el lavavajillas tiene sus puntos fuertes, como por ejemplo:

Pros
  • Aprovechas para lavar más utensilios de cocina, lo que produce un ahorro en la factura del agua.
  • Al lavarse a una temperatura alta si tenemos restos que se han quedado muy pegados en el fondo de la cazuela se limpiaran con mas facilidad.
  • Y sobre todo que ahorramos esfuerzo físico.
Contras
  • Cambios de temperatura muy bruscos que pueden dañar la cazuela de cerámica
  • Tienes que esperar más tiempo para utilizar la olla lenta

Ahora que ya sabes cómo limpiar una olla de cocción lenta y se ha quedado como el primer día ya solo te queda, ¡Ensuciarla de nuevo para hacer las recetas más deliciosas!

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

Además, Si tienes algún consejo o una manera diferente de lavar tu slow cooker no dudes en dejarnos un comentario y estaremos encantado de publicarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba